CUENTO CHARRO

Cuando Dios estaba creando el mundo, mandó llamar al burro y le dijo:

–Vas a ser un animal muy trabajador, muy fuerte, y vas a vivir 50 años.

El burro respondió:

–Muchas gracias, a todo sí, pero para trabajar tanto no tiene caso tanto tiempo, con 20 años basta.

Después Dios mandó llamar al caballo.

–Vas a ser un animal muy hermoso, muy fuerte, vas a vivir 50 años paseando de un lugar a otro.

–Sí, gracias, pero es mucho tiempo, con 20 años bastan.

Entonces Dios mandó llamar al chango.

–Vas a vivir 30 años, te vas a dedicar a hacer visiones, divertir a los niños, comer y andar colgado de las ramas.

El chango dijo:

–Sí, pero 30 años es mucho, con 15 basta.

Finalmente, Dios mandó llamar al hombre:

–Vas a ser el más inteligente, vas a disfrutar mucho de la vida y vas a vivir 20 años.

El hombre respondió

Todo está muy bien, pero para todo lo que me vas a dar, 20 años es muy poco; quiero que me des los 30 años que  rechazó el burro, los 30 que rechazó el caballo y los 15 que no quiso el chango.

Desde entonces el hombre vive los primeros 20 años como hombre, luego vive 30 años trabajando como burro, de ahí se la pasa otros 20 años de un lado para otro y finalmente 15 años haciendo visiones para divertir a sus nietos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: